Shanghái

La capital de Zhejiang puede presumir –y presume– de ser la ciudad más sostenible del gigante asiático. Tiene motivos: sus parques y el lago del Oeste.