Perú

Por la capital del Perú hay que moverse con los sentidos alerta. Los sonidos y los olores orientarán la visión, la visión el gusto, y el gusto el tacto. La gastronomía limeña es la gran fiesta de todos los sentidos.