Malasia

48 horas en Kuala Lumpur: o cómo posar en las Petronas como un superhéroe, disfrutar del mejor pollo a la parrilla y reconciliarse con las grandes ciudades asiáticas.