Ecuador

Para tocar el sol con las manos (o al menos intentarlo) hay que ascender a la cima del volcán ecuatoriano Chimborazo, el punto más lejano al centro de la Tierra y más cercano al astro rey.