África

En las montañas de Lasta se esconde la ciudad monástica de Lalibela, cuyos templos fueron esculpidos en la roca volcánica con el objetivo de emular la Tierra Santa en suelo africano.