>>>Destinos exóticos y baratos: cómo viajar sin arruinarte

Destinos exóticos y baratos: cómo viajar sin arruinarte

De los bazares marroquíes a hacer autostop por Filipinas. Del Delta del Mekong al colonialismo nicaragüense. ¡Y sin dejarte el sueldo! Te proponemos ocho destinos que no pensaste que fueran ‘low cost’.
T

odos buscando a su media naranja y yo buscando vuelos baratos’, dice una frase de esas que se viralizan y comparten de muro a muro en Facebook. Y es que nos pasamos el día anhelando el próximo destino, buscando el rincón dónde perdernos… Hasta que reaparece el eterno dilema: cuando hay dinero no hay tiempo; cuando tenemos tiempo, estamos sin un duro… Hasta ahora. Te proponemos el top ocho de destinos exóticos ‘low cost’.

 

Desierto del Sahara desde Ouarzazate.
1. Marruecos

Además del país idóneo para un primer acercamiento a África, Marruecos enamora por sus mezclas. Recorrer la plaza Jemaa El-Fna, en Marrakech, y perderse por los zocos. Alojarse en un riad para recibir masajes a precio de saldo. No será un lujoso spa, pero dejarás allí hasta el último rastro de piel muerta. Merece la pena descender al desierto desde Ouarzazate en 4X4. ¿No te imaginas ya contemplando un cielo que no pensabas que existía y durmiendo en una jaima entre dunas?

Elefante en Tailandia.
2. Tailandia

Tailandia es el destino de moda. Y si todo el mundo lo nombra, será por algo… Olvídate de dejarte el presupuesto en comida. Es tan barata que si no te gusta un plato podrás elegir otro, y otro… Podrás comprar en mercados flotantes cercanos a Bangkok, como el de Damnoen Saduak, darte masajes de la cabeza a los pies y descansar en playas de aguas turquesas que nada envidian a las de cualquier resort en islas del lujo. Y todo a precios asequibles.

Globos en Capadocia.
3. Turquía

Desde Estambul hasta regiones como Capadocia –con impresionantes espacios naturales–, merecen la pena si nos decantamos por Turquía. Lo malo es que, desde julio de 2016, el país ha decretado el estado de emergencia que obliga a aumentar las precauciones. Lo ‘bueno’, que esa medida abarata los costes en transporte y alojamiento.

Isla de Malapascua.
Foto: Filipinas: OlegD / Shutterstock.com
4. Filipinas

Nadar con tiburones ballena, ver inmensos arrozales, escalar volcanes o conocer tribus son propuestas de un país aún muy desconocido. Pero al que, sin embargo, están incorporando como destino algunas aerolíneas, bajando así los precios. Hacer autostop es una forma común de desplazarse, por lo que ahorrarás en gastos el transporte. Otro atractivo es cómo combina el caos de Manila, la capital, con la paz de rincones como la Isla de Malapascua.

Bahía de Halong, en Vietnam.
5. Vietnam

Vietnam escala puestos como uno de los lugares más baratos del sudeste asiático. Ofrece 3.444 kilómetros de costa y regiones montañosas. Recorrer el Delta del Mekong impresiona: arrozales y mercados flotantes con el río homónimo como hilo conductor. Merece la pena detenerse en Chau Doc, un pueblo fronterizo con muy buenas vistas y lleno de contrastes.

Angkor Wat, en Camboya.
6. Camboya

Camboya se está convirtiendo en la nueva Tailandia, y los templos de Angkor Wat, en Siem Reap, están entre los más maravillosos del mundo. Se descubren a medida que se avanza entre bosques, deteniéndose en las figuras representadas. Destaca la gastronomía, como el ‘Lort Cha’, un plato de noodles con verdura y soja. Como recomendación: asistir a un espectáculo de danzas tradicionales.

Estación de esquí en Bulgaria.
7. Bulgaria

El turismo cultural e histórico –propone 40.000 monumentos, siete de ellos Patrimonio de la Humanidad– de Bulgaria, junto al destinado a los amantes de la naturaleza, se han convertido en reclamo del país. Rincones tan encantadores como la ciudad de Elena, con casas, patios e iglesias que parecen no haber sucumbido al paso del tiempo. Y sin los precios europeos.

Hospital San Juan de Dios, en Granada (Nicaragua)
8. Nicaragua

Hay muchos destinos económicos en América Latina no tan masivos como Perú o Argentina. Nicaragua es la alternativa. Poco tiene que envidiar a Costa Rica, pues el país es, como sus vecinos, un caleidoscopio de verdes, naranjas y azules. A su naturaleza –tiene tres reservas de la biosfera– se le suma el carácter de los locales. La herencia colonial se aprecia en Granada, la ciudad más antigua del país. Así que apúntalo en tu lista y no te preocupes por el dinero.

Artículos relacionados

Hostels en los que desearás dormir acompañado

Cada vez más hostales atraen a todo tipo de turistas, no solo mochileros. Y es que, en acogedoras habitaciones, son...

Dime qué edad tienes y te diré cómo viajas

No se viaja igual a los 20 que a los 50. La buena noticia es que a medida que perdemos...

Una vida en movimiento

Entrevistamos a Herman y Candela Zapp, una pareja que lleva 16 años dando la vuelta al mundo y que ha...

Pantelaria, el mirador siciliano de África

Isla volcánica, a caballo entre Italia y África, Pantelaria es la perla negra del Mediterráneo. Sus piscinas termales y caprichosas...