>>>Destinos europeos para adelantarse al verano

Destinos europeos para adelantarse al verano

La vida se hace más corta en verano y los días más largos. Cualquiera de estas seis ciudades europeas te seducirán para escaparte en junio y abrir la temporada de vacaciones.
J

unio se ha convertido en el nuevo ‘must’ para viajar fuera de temporada. Los destinos populares suelen estar menos concurridos, las temperaturas no son tan extremas y los días se alargan entre placeres mundanos. Europa se ilumina este mes gracias a la felicidad nórdica, a sus soleadas costas y a la historia que aguarda a la vuelta de cada esquina. Estos son los destinos que ya tendrías que estar reservando.

Filarmónica del Elba
Foto: Elbphilharmonie Hamburg
Hamburgo (Alemania)

Conocida como ciudad portuaria, Hamburgo está marcada por su cultura musical, su espíritu contracultural y su popular vida nocturna. Los innumerables canales –hay más que en Venecia– y los edificios de ladrillo rojo se agrupan en Speicherstadt (ciudad de las especias), el antiguo barrio de almacenes del puerto, que hoy se llena de galerías de arte y oficinas. Desata tu lado más ‘hipster’ en la zona del río Alster, donde los clásicos ‘fischbrötchen’ (bocadillos de pescado) conviven con ‘la ruta de la hamburguesa’ y los pasteles de té matcha. En junio podrás anticiparte a la completa agenda musical del verano con sesiones de órgano en alguna de sus cinco iglesias principales o con conciertos de música clásica en la impresionante Filarmónica del Elba, un espacio inaugurado en 2017, pero que ya apunta maneras para convertirse en referente cultural de la ciudad.

Catedral de Växjö
Växjö (Suecia)

El espíritu de la felicidad nórdica impregna Växjö, ubicada al sur de Suecia. Junio es la época ideal para sumergirnos en la calma de esta ciudad. Disfruta de una auténtica pausa sueca (‘fika’) para tomar un café latte con arándanos de montaña en alguna de sus encantadoras cafeterías. Ve a un partido de hockey en el estadio Vida Arena. Visita las torres gemelas de su catedral, revestidas de cobre, y asómbrate con su historia vikinga. O prueba la cocina tradicional sueca en el restaurante PM & Vänner, con una estrella Michelin. Rodeada por bosques, praderas y lagos, está considerada la ciudad más verde de Europa. Una patrimonio natural que la aerolínea KLM se esfuerza por preservar, reduciendo las emisiones CO2 con el uso de biojet –un combustible sostenible– en sus aviones.

Joven en la pinacoteca de Dresde
Foto: Igor Miske/Unsplash.com
Dresde (Alemania)

La mezcla de pasado y vanguardia configuran la personalidad de Dresde. La atención se divide entre el encanto de las obras maestras de arquitectura barroca que pueblan su casco antiguo, y los bares, boutiques y galerías de los barrios de moda como Neustadt. Visitas típicas como la ‘Frauenkirche’ (iglesia de Nuestra Señora), la pinacoteca del Palacio Zwinger, o la Ópera Semper, se pueden combinar con un tour de ‘street art’ y con paradas técnicas en algún café –las deliciosas tartas de Coselpalais y Schinkelwache son dos excelentes opciones–. Con el buen tiempo, lo mejor es sustituir los tranvías por las bicicletas para desplazarse. Ambas orillas del río Elba cuentan con carriles para ello. Antes de terminar la noche en el famoso club Altes Wettbüro, te recomendamos que contemples el atardecer desde la terraza de Brühl, así entenderás por qué Goethe la bautizó como “el balcón de Europa”.

Vista de islote Es Vedrá
Ibiza (España)

¿Explosiva vida nocturna con renombrados DJs? ¿Noches interminables? Definitivamente, Ibiza es mucho más. Con 210 kilómetros de costa para recorrer, el mar reina incluso por encima de la fiesta. Es Torrent, Cala Tarida, Es Pujolets o la mítica Ses Salines son algunas de las playas donde tostarse al sol y saborear en sus chiringuitos platos típicos de la cocina ibicenca, como el ‘bullit de peix’ (guiso de pescado). Las jornadas playeras terminan con un paseo por su casco histórico –declarado Patrimonio de la Humanidad– , que se eleva frente al mar protegido por una muralla de más de 2.500 años de historia. Los noctámbulos tienen una cita en alguna de las famosas discotecas de la isla –por ejemplo, Ushuaia–, con la ventaja de que en junio se libran de esperar colas.

Murinsel en Graz
Graz (Austria)

Si buscas una escapada que combine cultura, naturaleza y buena gastronomía, Graz es el destino. La segunda ciudad más grande de Austria se llena de patios renacentistas, palacios barrocos y tejados rojos; una estampa que recuerda casi más a un paisaje italiano. La tranquilidad de su centro histórico contrasta con el bullicio de su vida nocturna –es una importante ciudad universitaria–, animada por la exquisita oferta gastronómica en sus cervecerías y cafés. Aquí los foodies tienen su parada imprescindible en el mercado de agricultores de la Kaiser-Josef-Platz. También merece la pena subir en funicular hasta la cima del castillo de Schlossberg o cruzar el río Mur para explorar Murinsel, una construcción artificial en forma de bóveda de cristal, diseñada por el artista Vito Acconci, que esconde dentro un café, un anfiteatro y un laberinto tridimensional hecho de cuerdas.

Puente en el centro de Glasgow
Glasgow (Escocia)

La ciudad más grande de Escocia destaca por su oferta comercial –más de 1.500 tiendas– y su legado arquitectónico, protagonizado por la obra de Charles Rennie Mackintosh, arquitecto y diseñador cuyos edificios salpican el centro urbano. Recorrer las calles adoquinadas en busca de la historia de Glasgow en George Square y en el Riverside Museum (diseñado por Zaha Hadid); y comer en los restaurantes de la zona de Ashton Lane son algunos de los planes imprescindibles. También es parada obligada tomar un ‘haggis’ (pudin a base de carne, gachas de avena, cebolla, sal y especias) acompañado de una pinta de cerveza en el mítico bar Ubiquitous Chip. En junio, además, tendrás la ventaja de poder acudir al West End Festival (WEF), el evento cultural comunitario más grande de Glasgow, que cuenta con actuaciones de música, teatro y danza. Más de 400 eventos para descubrir el encanto bohemio y vanguardista de la ciudad.

Artículos relacionados

Rock in Río enciende Lisboa

La capital portuguesa se prepara para corear los estribillos de Bruce Springsteen, Queen+Adam Lambert, Maroon 5 y Avicii en el...

El Tánger que dejó el Protectorado

Apenas queda un esbozo: la huella que dejaron los cafés parisinos, el Teatro Cervantes o el cine Alcázar. Viajamos por...

Alemania sobre ruedas

“El segundo es el primero de los perdedores”, decía Ayrton Senna. Y Alemania se lo toma al pie de la...

De piratas, caimanes y otros cuentos

Sus playas cuentan leyendas sobre corsarios y tesoros, y una vez al año sus calles se llenan de banderas negras...