>>>Desde Estambul con amor

Desde Estambul con amor

Es la única ciudad del mundo con un pie en Asia y otro en Europa. Cuando uno está en medio de dos culturas, no puede quedarse solo con una.
Con sus edificios neoclásicos de balcones alargados, podría tratarse de cualquier capital europea. Pero solo con mirar al cielo, decorado con los minaretes de las mezquitas, nos damos cuenta de que estamos en Estambul. Los escaparates de tiendas de lujo conviven con pequeñas teterías donde sus habitantes de sientan a fumar una ‘shisha’ y observar a la gente. En el restaurante y tetería Malko puedes hacerlo a buen precio en pleno centro histórico.
SALT Galata Foto: Mustafa Hazneci

Deliciosa Turquía

El dulce más típico de Estambul son las delicias turcas, los ‘lokum’. Son una especie de gominolas hechas con almíbar de frutas cuya receta tiene más de 200 años. Puedes encontrarlas en cualquier bazar, pero en Lokum Istanbul, en Beskitas, las envuelven como si fueran pequeños tesoros.

El barrio Sultanahmet reúne los principales lugares turísticos: Santa Sofía, la Mezquita Azul, el Palacio de Topkapi… Sus muros son como un libro de historia. Estás pisando la antigua Constantinopla, capital del Imperio Bizantino, conquistada después por el otomano. Hoy el verdadero combate se libra en el Gran Bazar, donde la capacidad de regateo de los compradores se enfrenta a la dialéctica de los vendedores de alfombras y souvenirs. Casi siempre ganan los últimos.
El Bazar de las Especias es otro lugar donde poner en práctica el regateo. Los sentidos casi se bloquean ante tanto estímulo. Intensos colores, olores y sabores se agolpan en las dos calles que ocupa el mercado. El Bazar atrae a viajeros ‘foodies’ de todo el mundo. Los tan de moda gastrotours continúan cruzando el puente Gálata para llegar al mercado de Karaköy. Allí se puede comprar pescado fresco o degustarlo en restaurantes como Lokanta Maya. Abierto en 2010, en plena regeneración del barrio. Su reconversión como destino ‘hipster’ quizás tenga que ver con la cercanía a Beyoglu, el vecindario ‘trendy’ por excelencia. Allí abrió la primera tienda Bilstore, una ‘concept store’ con ropa y accesorios de diseño, y es aquí donde se agrupan las galerías de arte y cafés de moda. SALT Beyoglu y SALT Galata son dos de estos nuevos puntos de encuentro para la juventud. Son librerías que celebran exposiciones y organizan proyecciones de películas.
360 East Moda
Como contraste con la zona más cosmopolita de la ciudad, elegimos un emplazamiento oriental y bohemio para observar la caída del sol sobre el ‘skyline’ de Estambul. A esta hora del día, en el lado asiático, el puerto de Üskudar se llena de turistas y locales que se acomodan sobre las alfombras turcas y preparan sus ‘smartphones’. La Torre de Leandro, flotando en medio del Bósforo, es el telón de fondo del atardecer.
Delicias turcas y otros dulces en el Gran Bazar
El lado asiático no solo conquista con atardeceres. También lo hace por el estómago. En Çiya Sofrasi, en Kadiköy, la gastronomía tradicional turca es la protagonista. El 360 East Moda, el restaurante y discoteca de la terraza del Hotel Hilton Doubletree, es el lugar donde codearse con la ‘jet set’ de la ciudad. Al igual que la ciudad, este club también tiene un pie en la orilla asiática del Bósforo y el otro en Europa: en Beyoglu se encuentra su club gemelo, 360º Istambul.

Artículos relacionados

La capital asiática del diseño

La pequeña ciudad de Taipéi, en Taiwan, es durante 2016 la Capital Mundial del Diseño. Pero lleva años siendo un...

Ponte las botas en Módena

Además de su vinagre, Módena propone infinidad de platos para un fin de semana gastronómico. Algunos se encuentran en el...

Hacer ‘keyif’

Encuentra tu propio momento de disfrute en Estambul: un crucero por el Bósforo, un masaje en el hamam o una...

Paris se muda al sudeste asiático

En la costa sur de China, abrirá este verano The Parisian Macao, un resort inspirado en la ciudad de la...