>>>De profesión, sirena
Foto: Sirenas Mediterranean Academy

De profesión, sirena

Romper la frontera entre realidad y fantasía para dar vida a estos seres mitológicos. Del Mediterráneo al Pacífico, el ‘mermaiding’ es el deporte acuático de moda.
U
lises pidió ser atado al mástil del barco e hizo tapar con cera los oídos de sus marineros para evitar sucumbir ante los embrujados cantos de las sirenas. Ariel siempre quiso tener piernas para dejar de ser sirena y conquistar a su príncipe. Pero los cuentos cambian. Ahora se lleva el‘mermaiding’, que hace referencia a una expresión artística y a una manera divertida de mantenerse en forma simulando ser una sirena. Varias academias alrededor del mundo ofrecen la posibilidad de convertirse en una. O en su versión masculina, un dios mensajero de las profundidades marinas en caso de los hombres que quieran ser tritón.
Convertirse en sirena es una buena idea para celebrar despedidas de soltera.
Foto: Sirenas Mediterranean Academy
Sirenas Mediterranean Academy nació de la mano de Susana Seuma, que siempre sintió una especial debilidad por el mar. Tras haber utilizado el agua como terapia después de un accidente puso en marcha esta experiencia en Tarragona (España).
Sentirse una sirena es cuestión de actitud pero la indumentaria ayuda. Los trajes, de colores vistosos, se ajustan como un guante a la parte inferior del cuerpo haciendo desaparecer las piernas. Están realizados de materiales resistentes pensados para aguantar en perfectas condiciones la actividad en el agua salada o clorada.
Las lecciones suelen durar en torno a 90 minutos.
Foto: Philippines Mermaid Swimming Academy (PMSA)
Tras una charla teórica en la que se enuncian las medidas de seguridad básicas toca meterse en el agua. Es el momento del bautismo, en el que se aprenden los movimientos básicos para nadar con cola. Esta primera aproximación transcurre siempre en una piscina dentro de una atmósfera controlada. El mar es el siguiente paso. En el agua salada es donde se produce el perfeccionamiento de la técnica y donde se disfruta al cien por cien.
Todas las academias ofrecen la posibilidad de obtener un recuerdo en forma de álbum fotográfico.
Foto: Sirenas Mediterranean Academy
“La sensación que todo el mundo describe es la de sentirse como un pez. También destacan la velocidad que aporta nadar con una aleta, y cuando la experiencia se realiza en el mar, la libertad es uno de los adjetivos más utilizados” me explica Seuma.
Un beso de sirena no se da a la ligera. Para lanzarlo bajo el agua también hay que entrenar. Además de aprender a nadar con cola, controlar la respiración o derrochar estilo al dar una patada de delfín son algunas de las técnicas que se practican en Sirenas Mediterranean Academy.
Surcando el Océano Pacífico se llega a la Philippines Mermaid Swimming Academy (PMSA), una pionera del ‘mermaiding’. En Filipinas las posibilidades se multiplican debido a la gran oferta de localizaciones disponibles. Puedes llevar el cuento un paso más allá en las playas de Batangas y Boracay, donde se practica el ‘Scuba Mermaid’. En esta disciplina de buceo, a la cola se une una bombona de oxígeno con la que respirar bajo el agua.
Tonificar glúteos y abdominales es una buena excusa para enfundarse el traje de colores. Y ponerse la cola mejora incluso la autoestima gracias al poder igualador del agua, según Michelle Forsbrey, dueña de la Mayim Mermaid Academy de Bournemouth, en la costa sur de Inglaterra. En este centro la parte lúdica tiene gran importancia, con coreografías acuáticas y fiestas especializadas.
Educar en el respeto al medio ambiente es otro de los objetivos de estas academias. Desarrollan acciones ecológicas como la limpieza de playas y organizan charlas sobre la diversidad del fondo marino. El fin es concienciar sobre la importancia de cuidar el entorno. Si no lo hacemos, las sirenas tendrán que hacer como Ariel y pedir piernas para salir del mar.

Artículos relacionados

Expedición al reino de hielo

El nombre de Groenlandia significa ‘tierra verde’. Aunque si nos embarcamos en un crucero por el Mar Ártico descubriremos que...

Buceando entre pingüinos

Una de las experiencias de submarinismo más extremas es bucear bajo el hielo. Si aguantas estas bajísimas temperaturas, podrás disfrutar...

Bucear dentro del volcán

Di aloha a la bahía de Hanauma, cuya playa se dibuja bajo la forma de un cráter volcánico.

Islas Caimán, no solo para millonarios

¿Por qué querrás ir a las Islas Caimán aunque no tengas millones para abrir una cuenta en un banco? En...