>>>“Cuando trabajo en la calle cada día es una sorpresa”
Entrevistamos a Julien Nonnon, artista visual

“Cuando trabajo en la calle cada día es una sorpresa”

Lémures con camisas de cuadros y mapaches con capucha. Es la propuesta del creador francés que acerca la jungla a la ciudad con su ‘Urban Safari’.

Todo empezó con un tigre corriendo a toda velocidad por las calles de París. Una proyección, claro. ‘Golden Tiger’ fue una de las primeras animaciones de video-mapping que salió a la calle. “La idea era confrontar la creación digital con la arquitectura de las calles y demostrar que la ciudad es algo vivo”, explica el artista francés Julien Nonnon. Hoy sigue reavivando ciudades como Madrid, Orlando y Estocolmo con un grupo de animales que visten mejor que tú y que yo. Es su particular safari urbano.

¿En qué te inspiras para realizar tus creaciones?

Para el proyecto de ‘Urban Safari’ me inspiré en ‘Le Roman de Renart’. Es una historia en la que por primera vez los animales se ríen de los humanos. La idea era crear personajes mitad animal, mitad humano, pero con muchos detalles para que pudieran vincularse a la forma en que vestimos y actuamos en sociedad. Como seguir las tendencias y la moda, y de esta forma sentir que pertenecemos a una especie de grupo. Quería demostrar que los animales pueden venir a la ciudad, como en una especie de ‘casting salvaje’ y formar también parte de ella.

Proyección de un guepardo creado por Julien Nonnon en París
Su creación ‘Golden Tiger’ fue uno de los primeros proyectos de este tipo que aparecieron en Internet.

¿Cómo eliges las localizaciones donde vas a proyectar?

Hago una búsqueda de los mejores lugares, y les hago fotos con el iPhone. También apunto la geolocalización para saber exactamente dónde es. Otras veces pienso “este personaje encaja perfectamente en este edificio o en esta fachada”. Es más una cuestión de inspiración… Intento interactuar con la arquitectura urbana e incluso con la gente de alrededor.

Al hacer tu proyecto en la calle puedes ver las reacciones de la gente en directo…

Cuando trabajo en la calle cada día es una sorpresa. Mucha gente se acerca y hablamos de mis creaciones, pero también de otros temas. Lo curioso es que desde que empezamos con estas proyecciones efímeras en la calle, siempre ocurre lo mismo. La gente se para, saca una foto con su teléfono y se acercan a hablar conmigo. Y hemos estado en lugares lujosos, suburbios… No importa la edad o la clase social.

¿Cambia el proyecto en cada ciudad?

Absolutamente. Cada experiencia es completamente única. Lo primero, por la arquitectura, por ejemplo, en Madrid estuvimos con el festival de PhotoEspaña proyectando en el Real Jardín Botánico. Fue increíble tener ese lugar para nosotros durante una noche. Aunque sobre todo por la gente local. La primera noche que estuvimos en Orlando había como 40 personas siguiéndonos de un lugar a otro. De pronto, se puso a llover muchísimo y la gente empezó a ayudarnos, sacaron paraguas, nos ayudaban con el equipo técnico… Todo el mundo se implica rápidamente en este tipo de experiencias.

Proyección de Julien Nonnon en París
‘Le Roman de Renart’ es un conjunto de poemas de los s.XII y s.XIII.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Una de cosas que más me gusta es conocer gente. También he recibido muchos regalos. No flores ni bombones, regalos más especiales. Como cuando estábamos en Estocolmo y una orquesta estuvo tocando durante la proyección de ‘Urban Safari’. O el hecho de que nos dejaran hacer nuestras proyecciones sobre el ayuntamiento.

¿Dónde te gustaría proyectar tu arte?

Mi sueño es proyectar en Nueva York, quizá en Wall Street. En los próximos meses también espero poder ir a Londres y Berlín. Es un proyecto muy flexible, puedo hacerlo en cualquier parte. Nunca pedimos autorización porque es solo luz. Si pasa cualquier cosa, simplemente apago el proyector. No deja marca, no hace ruido, no hay deterioro… Se trata de proponer más que de imponer.

BIOGRAFÍA

Julien Nonnon se considera autodidacta. A este artista francés le interesa todo lo que tiene que ver con las imágenes: fotografía, video, animación, diseño gráfico… De la combinación de varias de ellas nació su ‘Urban Safari’. Además, es uno de los fundadores del estudio creativo Le3.

Artículos relacionados

“Quería formar parte del paisaje”

El fotógrafo argentino lleva más de diez meses recorriendo el mundo con ‘Atenea’, su Royal Enfield. Ya ha pasado por...

Heidelberg: a los que aman

Llévense un drama y vuelvan con una comedia romántica. Tras siglos de fascinación, Heidelberg sigue creando una química rara entre...

Un continente en busca de capital (artística)

El arte africano reivindica su lugar en el mundo y se consolida en Ciudad del Cabo, capital de la expresión...

¿Quién mató al ‘hipster’?

Los ‘muppies’ quieren tomar el relevo a la barba y las gafas de pasta. Si van a inundar el mapa,...