>>>Costa Rica acelera el corazón

Costa Rica acelera el corazón

Surfear las mejores olas de Centroamérica, explorar volcanes activos, escalar las paredes más altas del mundo… Costa Rica se atreve con todo. ¿Y tú?
U

n pequeño pedazo de tierra”, concretamente el 0.03% de la superficie del planeta, es lo que ocupa Costa Rica. Pero no se deja intimidar por su reducido tamaño, sino que lo aprovecha a conciencia. Sabe que es uno de los pocos países donde es posible surfear en el Pacífico al amanecer para terminar el día en el Caribe. Con solo 51.000 kilómetros cuadrados, alberga cerca de un millón de especies, casi el 5% de la biodiversidad del planeta. La aventura tiene plaza fija en Centroamérica: rafting, buceo, escalada o canopy, en medio de volcanes, cataratas, bosques tropicales y naturaleza sin domesticar. Proponemos seis actividades en Costa Rica que deben estar (sí o sí) en la ‘bucket list’ de cualquier adicto a la adrenalina.

Escalada en Costa Rica
Foto: Costa Rica Sky Adventures
1. Escalar una de las paredes más altas del mundo

En el cañón del río Tárcoles, con una pared de escalada fija de 75 metros, se encuentra una de las rocas más grandes del mundo. Y es apta también para principiantes. Otra opción es Monteverde, en la cordillera de Tilarán, donde Sky Adventures ofrece una actividad a la que llama ‘arboreal’ y que consiste en escalar por los árboles. En el pueblo de Cachí, en el Valle de Orosi de Cartago, y en el cañón de Sarapiquí también hay espacios naturales ideales para alpinistas. Aunque uno de los sitios predilectos de los aventureros, por albergar el punto más alto del país –el segundo pico, con 3.820 metros, más alto de Centroamérica–, es el Parque Nacional Chirripó.

Canopy en Costa Rica.
2. Convertirse en Tarzán

Y recorrer Costa Rica de una punta a otra en tirolina o canopy. Como las que están instaladas en Monteverde. Las que ofrecen en esta zona Sky Trek y Sky Tram alcanzan una velocidad de 60 kilómetros por hora. Otro punto desde el que lanzarse a descubrir bosques frondosos es la bahía Drake, que acoge parte del Parque Nacional Corcovado, uno de los lugares con más vegetación del mundo. También se puede contemplar el paisaje costarricense en un trayecto más calmado en globo, pero que aumenta la emoción cuando este tiende a inclinarse hacia el final del viaje. Un buen lugar donde tomarlo es al este del volcán Arenal, cerca del Muelle de San Carlos.

Buceo en la Isla del Coco
3. Bucear entre 600 especies

La superficie marina de Costa Rica es diez veces mayor que la terrestre. Tiburones martillo, ballenas jorobadas y delfines nariz de botella habitan sus aguas. A poco más de 500 kilómetros de la costa de Cabo Blanco, se pueden ver algunas de sus 600 especies de moluscos marinos y 300 de peces. En zonas como el Parque Nacional de Manuel Antonio se puede bucear entre cuevas, mientras que en el Pacífico sur se encuentra la Reserva Biológica Isla del Caño. Sus arrecifes de coral la sitúan como uno de los lugares top para bucear. Y a unas treinta horas de viaje se encuentra la isla del Coco, “la más hermosa del mundo”, según Jacques Cousteau, y destino legendario entre los buceadores.

Surf en Costa Rica
4. Surfear las mejores olas de Centroamérica

En el Pacífico norte destacan algunas playas como Potrero Grande, con olas que alcanzan los tres metros de altura. Mientras, en el Pacifico central impresiona Jacó, una playa apta para surfistas principiantes, que además cuenta con una gran oferta hotelera y gastronómica. A cinco kilómetros se encuentra playa Hermosa, cuyas fuertes corrientes solo son aptas para los surfistas más experimentados. Estos también se decantan por Puerto Viejo, en el Caribe, conocida popularmente como ‘Salsa Brava’ debido a sus olas, consideradas las mejores de Centroamérica.

Parasailing en Costa Rica
5. Surcar el mar a vista de pájaro

Zonas costeras como la playa Manuel Antonio, en Puntarenas, ofrecen la posibilidad de practicar ‘parasailing’. Un deporte que consiste en surcar el cielo en paracaídas, atado a una embarcación que navega por el océano Pacífico, hasta alcanzar una altura que suele ir desde los 150 hasta los 200 metros de altura. También por encima del mar, aunque no a tanta altura (unos diez metros) te eleva el flyboard, un variante de patinar sobre las olas, gracias a la propulsión de tablas acuáticas. Uno de los lugares donde practicarlo es el lago Arenal, el embalse artificial más grande del país, con un volcán de fondo.

Volcán en Costa Rica.
6. Explorar un volcán activo

Costa Rica es tierra de volcanes, y el Arenal, integrado en el parque nacional homónimo, es uno de los más sorprendentes, debido a su espectáculo de humo y lava incandescente descendiendo por sus laderas, a una velocidad de hasta 70 kilómetros por hora. Situado unos 90 kilómetros al noroeste de San José, durante años fue el volcán más activo de un país en el que se han descubierto 112. Cinco de ellos están activos, como Irazú, en la cordillera volcánica central. Y es que este paisaje volcánico, con empinados senderos, en contraste con la exuberante vegetación, es uno de los atractivos de un país donde se puede hacer de todo menos aburrirse.

Artículos relacionados

Las nueve islas de la adrenalina

Famoso por los avistamientos de ballenas, el archipiélago de las Azores es un parque multiaventura en el que practicar deporte...

Un safari dentro del cráter

Visto desde arriba, parece la huella de un enorme meteorito que se hubiera estrellado contra la Tierra. Pero en lugar...

Los guardianes de Virunga

El parque nacional mas antiguo de África es el hogar de más de 1.100 especies, incluidos los gorilas de montaña....

El lado más salvaje de Cuba

Existe vida lejos de la Habana y su malecón. Es la Cuba oriental de Bahía de Taco y Baracao, que...