>>>“Conseguimos que el espectador se sienta como si estuviera sentado en un helicóptero”
Entrevistamos a Sergey Semenov, fotógrafo del proyecto ‘Air Pano’

“Conseguimos que el espectador se sienta como si estuviera sentado en un helicóptero”

¿Quién no ha soñado alguna vez con volar? El proyecto Air Pano hace realidad esa fantasía y permite explorar el mundo desde otra perspectiva: como si lo hiciéramos desde el cielo y en 360º.

Planear sobre Manhattan, el desierto de Namib, las cataratas de Iguazú, el volcán Kliuchevskaia o el Polo Norte sin moverte del sofá es posible gracias al fotógrafo ruso Sergey Semenov y a su grupo de intrépidos compañeros, que se encaraman a cualquier aparato que vuele (desde un helicóptero hasta un globo) para hacer fotos y vídeos en 360º. Es casi casi como volar por el mundo, con la ventaja de que podemos pararnos, acercarnos, escudriñar y continuar nuestro viaje moviendo solo un dedo. Cuidado, que engancha.

¿Cómo nació el proyecto Air Pano?

En 2006 aprendimos a tomar fotos panorámicas esféricas en tierra, una tarea complicada entonces. Teníamos mucha experiencia en fotografía de helicópteros y aviones, y de repente Oleg Gaponyuk, el fundador del proyecto, tuvo una idea: ¿por qué no romper todas las leyes de la fotografía panorámica en tierra y tratar de hacerlo en el aire? Tras unos cuantos intentos fallidos conseguimos un resultado impresionante, de forma que el espectador se sentía como si estuviera sentado en el helicóptero. Entonces nos propusimos fotografiar los cien lugares en el planeta que hay que contemplar a vista de pájaro para acercar a la gente perspectivas inaccesibles.

Vista aérea de la ciudad de Barcelona
Vista aérea de la Sagrada Familia en Barcelona.
Foto: AirPano.com

¿Cómo elegís los lugares y los eventos que fotografiáis?

Tras capturar esos cien mejores lugares del planeta continuamos buscando los rincones más bellos, interesantes e inusuales. Nuestro principal interés son los destinos de viajes y los espectáculos de la naturaleza: cascadas, erupciones volcánicas, animales salvajes, montañas, desiertos, etc. Pero también los eventos vistosos, como un festival de globos o un eclipse solar. Si algo interesante está ocurriendo y podemos fotografiarlo, tratamos de hacerlo. Aun así, no siempre es posible. Hoy en día, nuestro mayor dolor de cabeza es obtener los permisos para vuelos de aviones no tripulados.

En una fotografía o vídeo 360º el espectador se siente dentro y puede elegir moviendo su mano qué ver en detalle.

¿Cuáles son las ventajas del formato panorámico frente a la fotografía y el vídeo tradicionales?

La fotografía tradicional está limitada por su marco, y un vídeo sigue el guión de su director. Pero en una fotografía o vídeo 360º el espectador se siente dentro y puede elegir moviendo su mano qué ver en detalle. Se puede sentir fácilmente sobrevolando Nueva York y tomarse su tiempo para acercarse a estudiar los edificios o ‘volar’ a otro lugar solo moviendo el ratón. El único inconveniente es que no se puede tocar nada, pero estamos trabajando en ello…

¿Qué es lo que más te ha gustado fotografiar?

Disfruté mucho sobrevolando Abu Dabi y sus hoteles de siete estrellas, y también el parque Chengdu Panda Base (provincia de Sichuán), que está lleno de osos panda adorables.

¿Puedes contarme algunas historias divertidas o curiosas de vuestras grabaciones?

Estamos estancados en la rutina, todo lo que hacemos es bastante normal y poco interesante… Por ejemplo, en una ocasión un oso panda se comió nuestra cámara, otra vez un géiser se ‘tragó’ nuestro dron, y un globo que lanzamos a la estratosfera nunca volvió… Tenemos un trabajo de lo más ordinario y aburrido.

Vista aérea de Central Park, en Nueva York.
Vista aérea de Central Park, en Nueva York.
Foto: AirPano.com

BIOGRAFÍA

Sergey Semenov, Oleg Gaponyuk, Andrey Zubetz, Dimitry Moiseenko, Mike Reyfman, Ivan Roslyakov, Sergey Rumyantsev y Stanislav Sedov son los entusiastas fotógrafos rusos que forman el grupo Air Pano . Son graduados en materias tan dispares como cine, ingeniería, matemáticas, bioquímica o arte, pero todos coinciden en su pasión por la innovación en el campo de la fotografía.

Artículos relacionados

Un isla prehistórica entre las nubes

Entre Brasil y Venezuela emerge el monte Roraima, una meseta prehistórica que alberga ‘hoteles’ y jacuzzis naturales desde los que...

“La tierra firme es solo una zona de paso”

No está dispuesto a vivir lejos de los océanos. Busca "descubrir nuevos mares" y también las "culturas que lo rodean"....

El ‘selfie’ en el abismo

Victoria y Leonardo son una pareja normal. Les gusta hacerse fotos en los sitios que visitan. Sobre todo cuando están...

Bailando en las calles de La Habana

Las ciudades son sus personas. Y para el fotógrafo Omar Z. Robles, son sus bailarines. Les fotografía realizando piruetas en...