>>>Cinco lugares perfectos para una despedida de soltero

Cinco lugares perfectos para una despedida de soltero

Las ames o las odies, hay una despedida para ti. Es cuestión de saber buscar: en Budapest los fiesteros, en Cognac los reposados o en la Invernalia irlandesa, los ‘freaks’.
Peter James empieza su novela negra “Una muerte sencilla” con un personaje enterrado vivo por sus amigos como venganza a las desastrosas despedidas de soltero que les organizó. Nadie quiere ser él. Lo prudente es que cuando prepares una despedida de soltero tengas en cuenta que el próximo accidente nupcial podría ser el tuyo.
Una despedida congrega, por lo general, a entre ocho y doce amigos de entre 28 y 32 años que se conocen bien. La mejor manera de acertar es empezar por una pregunta ontológica: ¿quiénes somos? Y luego ¿qué queremos hacer? y ¿dónde se nos dará mejor?
The Dark Hedges, cerca de la localidad de Armoy, es el ‘Camino del rey’ en ‘Juego de tronos’.

Para los que lo quieren todo

Miami lo tiene. Empezando por South Beach por la mañana y siguiendo por el mítico Ocean Drive, donde Sonny Crockett perseguía a los malos. La noche comienza en Nikki Beach, uno de los clubs más famosos del mundo y termina con los primeros rayos de sol en Downtown Miami.

1. La pacífica Budapest se transforma con el ocaso en el territorio de los que saben pasárselo bien con estilo. Para empezar la noche están los bares de ruina, edificios abandonados reciclados en los que en cada sala hay un ambiente, distintos djs, mucha instalación artística y una decoración ecléctica. El más solicitado es el Szimpla Kert y el auténticamente local el Instant. Pero la verdadera fiesta está en Cinetrip y sus Baños Mágicos: balnearios clásicos convertidos en discotecas con djs, láser y poco autocontrol dentro del agua.
2. Los que prefieran llegar intactos a la boda pueden decidirse por el territorio mapuche, al sur de Chile. El volcán y el Lago Villarrica ofrecen múltiples oportunidades para paseos en barca, pesca, compartir la paz de los nativos y otras actividades recreativas buenas para el cutis. Es recomendable reservar un día completo en las Termas Geométricas, un conjunto de pasarelas y piscinas termales engastado en la selva y que te sitúa a mitad de camino entre Parque Jurásico y el más zen de los bosques japoneses.
El ‘Champagne brunch’ de LAVO se celebra los sábados de de 14:00 a 18:00 en el hotel The Palazzo de Las Vegas.
3. Una opción para los seriéfilos es perderse entre los bosques y riveras del Poniente de ‘Juego de Tronos’. Está situado en el norte de Irlanda del Norte, donde se grabaron todas las partes que sucedían en Invernalia, el castillo de los Stark, que en la vida real es el Castillo de Ward. Aquí te puedes disfrazar de señor o soldado, tirar con arco, comer con las manos y pasear en bicicleta por los bosques mientras un guía te muestra en su tablet las escenas que se rodaron en el paisaje que te rodea.
Una buena opción en el Algarve después de una larga noche es alquilar un barco y elegir un recorrido personalizado.
4. Otro clásico, popularizado por la película ‘Entre copas’, es la despedida entre viñedos. Una opción más refinada que las clásicas rutas vinícolas es conocer Cognac, al Oeste de Francia. Las casas que lo producen organizan visitas, como Otard, ubicada en el Chateau de Cognac, por donde antes se paseaba la realeza y ahora tú y tus compinches. La despedida se convierte en algo altamente distinguido si se conduce 100 kilómetros hacia el Atlántico para reposar en la fotogénica Isla de Ré, prolífica en casitas chic, recetas marineras, jabones artesanos y unos asnos que parecen de peluche en cuanto los subes a Instagram.
5. Imposible obviar el legado de la Sin City en este recorrido. Antes de ‘Resacón en Las Vegas’, la ciudad ya era la meca de juerguistas como Sinatra y su Rat Pack. Ahora, se pueden contratar tours de la película, subir a la torre Stratosphere, pegarse un ‘brunch’ discotequero en LAVO o visitar el Museo de la mafia. Ya se sabe que “lo que pasa en Las Vegas… se queda en las Vegas”… sobre todo si no eres capaz de recordarlo al día siguiente.

Artículos relacionados

La fiebre verde se contagia

San Patricio, el patrón de Irlanda, nació en Escocia. Así que no le importará que celebres su festividad fuera de...

Bodrum, el Saint-Tropez turco

“Paraíso de eternos azules”, según Homero. Diez siglos después, la ciudad portuaria turca tienta por otros motivos a curiosos, ‘bon...

Fremantle, capital festiva de Australia

La ciudad natal de Bon Scott, el excantante de AC/DC, es un imán para los amantes de la música, el...

El doble de diversión

Carnaval es sinónimo de color, música y desenfreno en Brasil. ¿Por qué no celebrarlo más de una vez? En Recife,...