>>>Cervantes, el más deseado de España

Cervantes, el más deseado de España

Se cumplen 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes. En Castilla-La Mancha dejó su huella, pero Madrid, Sevilla y Barcelona siguen hablando por él.
C
ervantes está vivo, y la prueba es que tiene Twitter: @Cervantes_Vive. Es una forma de homenajear al escritor español más famoso de todos los tiempos por el cuarto centenario de su muerte. “Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada”. Así se describe en el prólogo de sus ‘Novelas ejemplares’. Es lo más cercano a un autorretrato que conocemos de él. Miguel de Cervantes Saavedra era tartamudo. Se expresaba mejor con la pluma y escribió el libro más traducido después de la Biblia. ‘El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha’ puede leerse en más de 140 lenguas.
El Museo Casa Natal de Cervantes ha diseñado una ruta teatralizada basada en las andanzas de Don Quijote para el verano de 2016.

La literatura tiene un barrio en Madrid

El Barrio de las Letras fue hogar y punto de reunión de los autores más importantes del Siglo de Oro español. En número 2 de la calle Cervantes vivió y murió el escritor. También residió en la calle Huertas 18, edificio que alberga hoy el famoso restaurante Casa Alberto.

Nació en Alcalá de Henares (Madrid, España) en 1547, pero Alcázar de San Juan (Ciudad Real) también reclama su natalidad. En el casco histórico de Alcalá está el Museo Casa Natal de Cervantes, que cuenta con la segunda edición en castellano de ‘El Quijote’, impresa en 1605. Desde la céntrica estación de Atocha (Madrid) parte el Tren de Cervantes. Su destino es Alcalá y la esencia cervantina se respira en el trayecto: actores caracterizados del siglo XVII representan fragmentos de sus obras. El ayuntamiento ha ideado un programa de actividades para conmemorar el IV centenario de la muerte del escritor: exposiciones, conciertos, teatro, danza y cine. Pretenden que a Cervantes, quien escribió más de 30 obras, se le conozca más allá del hidalgo de “complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro” que le dotó de fama universal y casi consiguió eclipsarle.
“En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…”, es la frase más repetida de la literatura española. Y varias localidades manchegas quieren atribuirse el honor. Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), es la que más puntos tiene. Lo afirman los investigadores que analizaron durante diez años los caminos y tiempos de ‘El Quijote’. También podría ser Argamasilla de Alba. Tiene sentido que no quisiera recordarla: aquí estuvo preso en la cueva de Medrano, supuestamente por llevar a cabo una recaudación de impuestos fuera de su jurisdicción.
Don Quijote recorre los caminos de la Mancha acompañado de su fiel escudero Sancho Panza, pero existe controversia sobre los pueblos que cruzó. Que en el siglo XVII no se pudiera hacer ‘check in’ con Foursquare, no impide que haya una ruta turística oficial de Don Quijote distinguida como Itinerario Cultural Europeo. Pasa por más de 2000 kilómetros, repartidos en 148 municipios. Comienza en Toledo, capital de Castilla-La Mancha. En Campo de Criptana (Ciudad Real) están los molinos de viento que confundía con gigantes.
El cuadro exvoto de Rodrigo de Pacheco está fechado en 1601, cuatro años antes de la aparición de la primera parte de la novela de Cervantes.
Los protagonistas ven el mar por primera vez en Barcelona desde un portal de la muralla, casi llegando al final de su aventura. Hoy en su lugar está la Facultad de Náutica. Cervantes visitó la ciudad al menos una vez y se alojó en el número 2 del paseo de Colón. La ciudad condal le rinde tributo en el Liceo de Barcelona el 20 de agosto con el estreno de ‘El hombre de la Mancha’, un musical moderno, “una versión como nunca se ha visto”, según la organización. El 6 de octubre se instalará en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid donde permanecerá toda la temporada.
En el Centro de Interpretación de Alcalá de Henares hay una reproducción de la pila bautismal del dramaturgo.
Antes de publicar ‘El Quijote’, Cervantes vivió en Andalucía durante diez años. Trabajó como recaudador de impuestos para las galeras de Felipe II. Fue excomulgado, acusado de prevaricación y estuvo preso en la Cárcel Real de Sevilla. Aquí comenzó a idear su obra cumbre. Lo dice en el prólogo de la primera parte: “Se engendró en una cárcel, donde toda incomodidad tiene su asiento”. Tenía casi 58 años cuando ‘El Quijote’ vio la luz. Fue una sorpresa: llevaba 20 sin publicar nada y su éxito fue inmediato. Don Quijote se convirtió en más que un personaje. Lo sintetizó el poeta español y crítico literario Dámaso Alonso: “Él es España”.

Artículos relacionados

Las islas de las diosas

El tesoro mejor guardado de Galicia, en España, son las islas Cíes. Arena blanca, aguas turquesas y un secreto que...

Ibiza y Formentera, pedaleos contra sus tópicos

Además de ofrecer fiesta y calas idílicas dignas de Instagram, Ibiza y Formentera se presentan como el destino natural para...

La gastronomía brilla en la Costa del Sol

La tres nuevas estrellas concedidas por la Guía Michelin 2016 a restaurantes de la Costa del Sol ejemplifican la renovación...

Patios de Córdoba, la belleza de lo efímero

Al llegar mayo, Córdoba (España) se engalana y saca sus flores a la calle. Paredes blancas que se llenan de...