>>>Bucear dentro del volcán

Bucear dentro del volcán

Di aloha a la bahía de Hanauma, cuya playa se dibuja bajo la forma de un cráter volcánico.
Si por algo es conocido Hawái además de por los volcanes, los collares de flores, el hula y el ukelele, es por sus playas tropicales de infinitas aguas cristalinas. Sus islas esconden pequeños tesoros como Hanauma Bay. La bahía, situada en el sur de la isla de Oahu a tan solo 10 kilómetros de Waikiki, es parte de un cráter volcánico extinto e inundado miles de años atrás. Las erupciones volcánicas y las propias olas del mar esculpieron la bahía hasta darle su aspecto curvo actual. Es tan especial que era el lugar de descanso de la realeza hawaiana en el siglo XIX. Hoy es un reclamo turístico que no puedes perderte.

Luces, cámara, ¡Hawái!

En Hanauma Bay se rodaron escenas de ‘Blue Hawaii’, protagonizada por Elvis Presley y uno de sus mayores éxitos en la ficción. También la isla de Oahu ha sido escenario de ficciones como ‘Los descendientes’ de George Clooney y series de éxito como ‘Magnum P.I.’, ‘Hawaii 5.0’ y ‘Lost’.

Para tener las mejores vistas de la bahía, hay que mojarse: el arrecife de coral vivo y las 450 especies que constituyen su fondo marino merecen más de un chapuzón. La actividad estrella es el ‘snorkel’. No hay mejor plan que pasar el día observando los colores chillones de los peces loro, ballesta, mariposa o algún que otro rhinecanthus, conocido por los locales como ‘humuhumunukunukuāpuaʻa’ (es más probable que te lo cruces en el mar a que te aprendas su nombre). Practicar ‘snorkel’ no requiere ninguna destreza especial más allá de saber nadar. No tendrás ningún problema para alquilar el equipo necesario (gafas, tubo y aletas) en la propia playa, donde los principiantes también podrán tomar clases de iniciación. Es recomendable en cualquier caso permanecer cerca de la costa si no se es un nadador experimentado y alejarse de la zona donde las olas rompen contra la rocas.

El atractivo de Hanauma Bay no termina en el mar. Durante tu estancia toma un tranvía hasta el borde del cráter o cálzate unas zapatillas y recorre alguna de sus rutas de senderismo. Un lugar imprescindible, aunque solo lo veas de lejos, es el faro de Makapu’u, construido en 1909 sobre acantilados de 600 metros de altura y con increíbles vistas al Océano Pacífico.

Para una experiencia completa por tierra, mar y aire, da una vuelta en helicóptero. Desde Oahu se organizan tours que te llevarán a avistar desde el cielo el Diamon Head, un cono volcánico y símbolo de las islas, Wainamalo Beach, Kaneohe Bay y el histórico puerto de Pearl Harbor.
Tanto si te apetece bucear en las tranquilas aguas de Hanauma Bay como si prefieres tostarte bajo el sol hawaiano, es recomendable llegar temprano, en especial si se va en coche, porque los aparcamientos tienen un límite de plazas. Al llegar, los visitantes están obligados a pasar por el Centro de Educación Marina y a asistir a la proyección de un video explicativo sobre la biodiversidad de la zona, y que podría resumirse en una frase: “aquí se mira, pero no se toca”. Esto se debe a que Hanauma Bay es una zona natural protegida… y es que para que los paraísos sigan siéndolo, hay que conservarlos.

Artículos relacionados

Demasiado cerca de Kilauea

El volcán más activo del mundo y el más grande conviven en aparente armonía en el Parque Nacional de los...

La ‘nueva ola’ de Hawái

Una nueva generación de creadores, diseñadores y cocineros están cambiando la forma en que los visitantes experimentan el estado más...

Bucea entre dos continentes

Las aguas más cristalinas del mundo provienen de un glaciar y fluyen entre dos placas tectónicas. Sus peculiaridades y su...

Que la fuerza te acompañe de viaje

Los efectos visuales y las técnicas de animación digital han sido esenciales para rodar las películas de ‘Star Wars’, pero...