>>>Bañarse a 40 grados en Islandia

Bañarse a 40 grados en Islandia

La Laguna Azul es, como la definen, “un oasis de relajación”: aguas termales y un balneario de lujo donde alejarse de todo.
“Y aquí, hay un valle”, pensaron. Pero no, cuando en los años setenta se descubrió esta zona al sur de Reikiavik, encontraron con que en aquellas negras tierras volcánicas escondían una laguna de aguas azules. Desde entonces la misma sensación de sorpresa invade a los turistas que viajan hasta Islandia para disfrutar, como dice el reclamo publicitario, de este “oasis de la relajación”. Hablamos de la Bláa Lónió, en islandés, la Laguna Azul. El nombre suena a película, pero es una de las mayores atracciones de este país a pesar de tener tan solo 50 años de existencia.
Atardecer en la Laguna Azul
Foto: Blue Lagoon

Canción de hielo y fuego

Islandia es el país de los glaciares y los volcanes. Esta peculiar relación entre hielo, agua y fuego da origen a las piscinas geotermales que abundan por el país. La Laguna Azul es la más importante, pero en muchos pueblos se puede disfrutar de pequeños balnearios.

La Laguna Azul es en realidad un lago artificial que se formó con las aguas de la central geotérmica Svartsegi. Gracias a su mal sistema de drenaje hoy existe este balneario de aguas geotermales en la península de Reykjanes, a apenas 47 kilómetros de Reikiavik. Sus aguas, ricas en sílice y azufre, tienen propiedades curativas para la piel.
Identificar Bláa Lónió es fácil debido a su color azul turquesa y al vapor blanco que produce el contraste entre la temperatura del agua y la que existe en el campo de lava fría que la rodea. La zona de baño concentra en 350 metros cuadrados seis millones de litros de agua a 40 grados centígrados de media. Una vez que te sumerges en ella, no quieres salir nunca. La experiencia termal se completa con improvisadas mascarillas de barro rico en sílice, una ducha sueca bajo los chorros de una cascada o simplemente flotar y relajarse en sus aguas de elevada salinidad.
En la Laguna ofrecen servicios de masaje
Foto: Blue Lagoon
Junto la Laguna se ha construido un balneario que ofrece masajes dentro del agua, sauna, spa y tratamientos de belleza con productos naturales elaborados con agua de la laguna. El centro dispone además de un laboratorio de investigación que investiga las propiedades y aplicaciones del agua termal, sobre todo en el campo del antienvejecimiento, pero también para enfermedades de la piel como la psoriasis.
El complejo cuenta con duchas y pasarelas
Foto: Blue Lagoon
Por si el baño da hambre, el Lava Restaurant completa los servicios destinados al visitante. Construido en un promontorio de lava con vistas a la laguna, sirve comidas y cenas de cocina islandesa. También es posible tomar una copa dentro de la Laguna como si estuviéramos en el Caribe. ¿Quién dice que las aguas geotermales no maridan con una copa de vino? Para que la relajación sea completa.

Artículos relacionados

Bucea entre dos continentes

Las aguas más cristalinas del mundo provienen de un glaciar y fluyen entre dos placas tectónicas. Sus peculiaridades y su...

Un universo de hielo

Langjökull es el segundo glaciar más extenso de Islandia. Into the glacier es un túnel excavado dentro de él que...

La isla de la felicidad

Del 28 de julio al 6 de septiembre, la isla de Obonjan, en Croacia, solo tiene una misión: hacernos felices.

Un lujazo de bosque

Pequeñas villas camufladas entre la vegetación y una piscina infinita con vistas a…más vegetación. Bienvenido al resort de lujo más...