>>>Abuelas del mundo a las que adorar y sus recetas
Gabriele Galimberti

Abuelas del mundo a las que adorar y sus recetas

La cocina de las abuelas es el antídoto para la morriña cuando se está lejos de casa. El cariño de sus platos ha conquistado al fotógrafo Gabriele Galimberti en su viaje por el mundo.
E

s especial, reconfortante y nostálgica. La cocina de las abuelas es un recuerdo que perdura en la mente, una tradición con un peso particular en nuestras vidas que Gabriele Galimberti ha plasmado en su libro ‘In Her Kitchen’. Este fotógrafo italiano, que apenas había salido de su pueblo, se lanzó a la conquista del mundo a los 22 años.

Cuando le contó a su abuela que pretendía recorrer más de 50 países durante dos años para fotografiar y entrevistar a gente, ella le manifestó su principal preocupación: “Pero, Bagonghi, ¿qué vas a comer? ¿Quién te va a preparar la comida? ¡He oído que en China comen perros y que en África apenas tienen para comer!”. Sabiendo que el mundo está lleno de abuelas que cocinaban con cariño para sus nietos, le prometió ir a sus casas para comer y después traerle las fotografías y recetas de los platos. Y de la sincera preocupación de una abuela nació ‘In Her Kitchen’.

Boonlom con los ingredientes de su plato.
Boonlom, además de cocinar para su familia, ha regentado toda su vida un puesto de comida callejera en Bangkok.

Galimberti pronto se dio cuenta de que las abuelas que conocía en cada país realmente entendían la preocupación de la suya. “No esperaba que fuera tan fácil encontrar a tantas abuelas que quisieran formar parte del proyecto. Me sorprendió su reacción cada vez que les contaba la historia de mi abuela y por qué había decidido comenzar este proyecto. Todas se mostraron muy contentas de formar parte de él y se esforzaron por cocinar algo especial”.

Las abuelas que conocía en cada país realmente entendían la preocupación de la suya

Platos caseros que son un regalo para el corazón, que alimentan con el olor y arrancan una sonrisa infantil. “Recuerdo con claridad las comidas en casa de mis abuelos, cuando celebrábamos eventos que marcaban el cambio de estación: la vendimia de la uva y el primer vino, la temporada de calabacín y col de la Toscana, la matanza del pato para días de fiesta, la cosecha del melón y la sandía… Uno de mis mejores recuerdos es la cosecha de la aceituna y el delicioso sabor, ligeramente picante, del aceite recién extraído”, afirma el fotógrafo.

En su viaje ha conocido el mundo a través de la gastronomía tradicional, sin artificios, la que hoy imitan chefs como Jamie Oliver con su ‘comfort food’. El recetario de las abuelas es extenso y variado, según comprobó Galimberti. Desde Julia (71 años) en La Paz, que le preparó la receta del Queso Humacha, una sopa de verduras y queso muy popular en Bolivia; pasando por María Luz (53 años), que cocina Iguana con arroz y frijoles en las Islas Caimán, un plato tradicional de Honduras, su país natal; dejándose sorprender por Regina (53 años), de un pequeño pueblo de Malawi que apenas cuenta con mercado local, con la que aprendió a cocinar Orugas en salsa de tomate, una exquisitez del lugar; hasta Boonlom (69 años), que ha pasado toda su vida en Bangkok y se considera una excelente cocinera, con la que preparó Tortilla rellena.

María Luz con los ingredientes de su plato.
Lo más difícil del plato de María Luz (Islas Caimán) es conseguir una iguana fresca para el guiso.

54 abuelas más, y las recetas de sus platos, quedan recogidas en su libro ‘In her kitchen’. Una forma de recorrer el mundo sin perder de vista el hogar y a través de uno de los actos de amor más puros: la cocina de las abuelas. Buon appetito!

El Finkubala es un plato festivo de Malawi a base de orugas y salsa de tomate.
El Finkubala es un plato festivo de Malawi a base de orugas y salsa de tomate.

BIO

Gabriele Galimberti es un fotógrafo italiano que ha pasado los últimos años trabajando en un proyecto documental por todo el mundo. De ese viaje vio la luz el libro ‘In Her Kitchen’, que recoge la historia y las recetas de 58 abuelas que cocinaron para él como si fuera su propio nieto.

Artículos relacionados

La gastronomía brilla en la Costa del Sol

La tres nuevas estrellas concedidas por la Guía Michelin 2016 a restaurantes de la Costa del Sol ejemplifican la renovación...

Donde Dios puso el Oeste

Utah y Arizona comparten Monument Valley, pero este siempre pertenecerá a John Ford, que a pesar de no tener el...

“Quería formar parte del paisaje”

El fotógrafo argentino lleva más de diez meses recorriendo el mundo con ‘Atenea’, su Royal Enfield. Ya ha pasado por...

El ‘selfie’ en el abismo

Victoria y Leonardo son una pareja normal. Les gusta hacerse fotos en los sitios que visitan. Sobre todo cuando están...