>>>Aarhus, para quienes se lo piensan dos veces
Foto: ARoS, Aarhus Kunstmuseum

Aarhus, para quienes se lo piensan dos veces

Será Capital Europea de la Cultura 2017. Si recorres los espacios culturales de Aarhus entenderás que no es puntual; esta ciudad danesa apuesta por el arte como forma de vida.
S
e conoce como ‘la ciudad de las sonrisas’ por la amabilidad de sus más de 300.000 habitantes. Es la segunda ciudad más importante de Dinamarca, y los daneses, los más felices del mundo. Así lo asegura el ‘Reporte Mundial sobre la Felicidad’ de la ONU. Dinamarca ha estado a la cabeza mundial en 2012 y 2013. A esta felicidad de su gente hay que sumar otros motivos para visitar Aarhus. En 2017 será la Región Europea de la Gastronomía y Capital Europea de la Cultura. Se posiciona así para disputarle el liderazgo a Copenhague como ciudad ‘estrella’ de Dinamarca.
El Museo Moesgaard inicia su recorrido con una escalera física y metafórica: representa la evolución; enseña el pasado para entender el presente.
Foto: Moesgaard Museum/ VisitAarhus

Un verano de teatro

Hasta el 1 de julio, dentro de las actividades previas a ser Ciudad Europea, se celebra en Aarhus el Red Serpent, un encuentro de teatro al aire libre que recupera la época de los vikingos. El teatro Real Danés y el museo Moesgaard colaboran en la creación de este espectáculo.

Su lema como capital de la cultura es ‘Repensemos’, y su objetivo es que sea un proyecto a largo plazo, “transformar la región central de Dinamarca en un laboratorio cultural”. “Servirá como un faro para el desarrollo, no sólo en las áreas culturales, pues Aarhus 2017 abarca la cultura pero no sólo en términos de música, espectáculos y museos”, explican sus promotores. “Incluye también las nociones de dónde vivimos, qué educación elegimos, cómo viajamos y cómo usamos la naturaleza que nos rodea”.
Para hacer tangible esta intención, Aarhus es ya un hervidero de arte, tanto desde sus espacios fijos como a través de los eventos que marcarán 2017. Entre los emblemas permanentes de la ciudad están dos museos. ARoS Art Museum es el más importante, y uno de los más grandes del norte de Europa. Su perla es el arcoíris, como se denomina al techo del museo. Una pasarela de cristal, ideada por Olafur Eliasson, y diseñada imitando su espectro de colores. Además de tener 52 metros de diámetro y unos 150 metros de largo, ofrece vistas panorámicas de la ciudad en 360 grados. Como el paso dantesco del cielo al infierno, la azotea y el sótano aportan el entorno onírico.
El NorthSide es uno de los festivales musicales más importantes de Aarhus.
Foto: Bea Brix / VisitAarhus
Su otra insignia es Den Gamle By, en la ciudad vieja. Situado al aire libre, traslada a la cultura danesa de los siglos XVIII, XIX y XX. El viajero interacciona probando juguetes de otras épocas o conociendo a personajes del pasado. La experiencia gastronómica se suma a este recorrido, dando la opción de disfrutar de un café y un pastel en el jardín, o tomar una cerveza en el sótano.
Desde acercarse a los animales a trasladarse a otras épocas o disfrutar de la ciudad en sí, Aarhus es perfecta para ir con niños.
Foto: Photopop/ VisitAarhus
En el aspecto musical merece una visita el Musikhuseta Arhuss, una sala de conciertos que ofrece 1.200 eventos anuales. Además de acoger a la Royal Academy de música y la Ópera Nacional, por sus salas han pasado Bob Dylan, Leonard Cohen, Liza Minelli o Ray Charles. Combina la belleza arquitectónica con su funcionalidad. Tiene un amplio vestíbulo (2.000 metros cuadrados) de planchas de cristal sobre las que incide directamente el sol. Con 35.000 metros cuadrados es la mayor sala de conciertos de Escandinavia.
El parque de atracciones Tivoli Friheden, situado en el bosque de Marselisborg, es una propuesta de ocio recomendable, sobre todo si se acude en familia. Tiene cuatro montañas rusas y otras cuarenta atracciones. Se puede hacer un picnic en sus alrededores. Como guinda, tiene una divertida casa encantada en 5D, llena de zombies.
Quienes se lo piensan dos veces a la hora de elegir las vacaciones no deben darle muchas vueltas. Porque repensar es también ‘acercarse a actuar’, saber qué hicimos ayer para actuar hoy; y Aarhus combina a la perfección ese análisis del pasado con una visión de futuro basada en el arte y el compromiso. “Un desarrollo de todas las áreas de la sociedad que ayudará a dar forma a nuestro futuro común”.

Artículos relacionados

Alemania sobre ruedas

“El segundo es el primero de los perdedores”, decía Ayrton Senna. Y Alemania se lo toma al pie de la...

Oporto adelanta el reloj

Ha nacido el Oporto ‘cool’. La ciudad con la ‘saudade’ más vetusta del mundo es también la que tiene el...

Palabras de amor para Julieta

Después de cinco siglos, la historia de amor de Shakespeare sigue inspirando a multitud de enamorados. Descúbrelo en el número...

París a oscuras

Hay un lugar donde no llegan las luces de la Torre Eiffel ni los neones del Moulin Rouge. Coge una...