>>>A lomos de las serpientes de Kerala

A lomos de las serpientes de Kerala

En el sur de la India el agua de los lagos baila al compás que marcan los remos. Son las regatas de barcos de Kerala, la coreografía más multitudinaria del país.
H
ace 400 años los conflictos entre los reyes de Kerala se resolvían en el agua. Luchaban a muerte a bordo de un bote que recorría los canales de la ciudad. El arma más poderosa era el barco más resistente. Devanarayana se llamaba el arquitecto que diseñó el primer ‘chundan vallam’ o barco serpiente. Su proa recuerda a una cobra que alza la cabeza para intimidar a su presa. Es el tradicional barco de guerra de Kerala.
Los barcos serpiente solo los pueden tocar los hombres y tienen que ir descalzos.
Hoy la lucha no es sanguinaria, pero se juega el prestigio y la fama de los pueblos. Las regatas de barcos serpiente son competiciones anuales que se celebran en Alappuzha, también conocida como Alleppey y la Venecia de Oriente, y sus alrededores. La carrera más importante es la del trofeo Nehru, denominada así en honor al ex primer ministro indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru.
 
El Onam reúne a personas de todas las castas, religiones y comunidades.
creditos 3
El sol de agosto calienta las aguas del lago Punnamada. Las multitudes se han congregado en su orilla, pero las mejores vistas se reservan para los que han pagado la entrada más cara. El silencio se rompe abruptamente. Los remeros entonan el ‘Vanchipattu’ (el cántico de los barqueros) para marcar el ritmo. Es el único día del año que el agua del Punnamada abandona su quietud. En cada barco hay un equipo y en cada equipo un centenar de hombres. Llevan pantalón corto y el torso descubierto. Hunden sus remos en el agua, perfectamente acompasados, y entonces las serpientes, de de 30 a 36 metros de largo, reptan por el lago. Los remeros más fuertes se han situado en la parte delantera. Los timoneles se distinguen del resto porque van de pie. Algunos sostienen sombrillas para evitar el sol. Todos están descalzados en señal de respeto. El trofeo a conseguir es una réplica de plata de un barco serpiente, pero el verdadero premio es el orgullo de pertenecer al pueblo que llega primero a la meta.
Los barcos que recorren los ‘backwaters’ se fabrican con madera de cocotero y se recubren con bambú.
Yamir trabaja como carpintero en el pueblo de Aranmula. Durante todo el año se encarga del mantenimiento de los barcos. “Engraso la madera con una mezcla de aceite de pescado, aceite de coco y cáscara de huevo, para que resista al agua”. Pero la decoración no corre de su cuenta. Los habitantes de cada pueblo adornan su ‘chundan vallam’ con vocación divina, empleando cordones de oro, telas y banderas de colores.
La regalta del trofeo Nehru es la más multitudinaria, pero la más antigua es la Champakkulam Moolam. Se celebra a unos 25 kilómetros de Alappuzha y marca el comienzo de la temporada de carreras en Kerala. La regata Payippad Jalotsavam, a 35 kilómetros, presume de tener la mayor duración. Son tres días los que los remeros agitan las cristalinas aguas del lago Payippad, pero solo compiten el tercero. Los dos anteriores los barcos serpiente desfilan por el agua creando una colorida procesión acompañada de cánticos. Entonces no hay prisas ni rivalidad. Solo el agua de Kerala vibrando al ritmo de los remos.

Artículos relacionados

India, en polvo te convertirás

El festival Holi reúne en la región de Braj, la tierra de Krishna, a creyentes y no creyentes para recibir...

La selva de ‘El libro de la selva’

Si buscas “lo más vital, no más”, haz caso al viejo Baloo: “La naturaleza te lo da”. Nosotros solo te...

Vivir como un rey en Rajastán

Salones tapizados, trofeos de caza y camas con dosel. Los maharajás han transformado sus palacios en hoteles de lujo que...

La Venecia de la India

Aunque te cueste creerlo, vas a sentir el romanticismo veneciano en la mismísima Udaipur.