>>>7 ideas para una aventura en Toronto (y alrededores)

7 ideas para una aventura en Toronto (y alrededores)

Multicultural, joven y activa, Toronto lo tiene todo para unas vacaciones todoterreno. Elige tu plan, ya sea por tierra, agua o cielo.
C

on una de las temperaturas medias más ‘templadas’ de Canadá, Toronto sabe disfrutar de la vida al aire libre. Sus habitantes le sacan el mejor partido a su ciudad (incluido el lago que la baña) y a sus alrededores. A solo una hora y media por carretera se encuentra uno de los lugares de interés más visitados de Canadá, las cataratas del Niágara. Una excursión que se puede hacer en el día y regresar a tiempo para tomar algo en Distillery District, una de las zonas más animadas de la Toronto. Aquí tienes otros planes para no perderte nada de la ciudad más grande de Canadá.

Picnic en Bench Beach
Foto: ©Jesse Milns. Tourism Toronto
Pícnic en las islas

Para tomar perspectiva de las dimensiones –y del skyline– de Toronto, nada mejor que alejarse un poco. No mucho, solo hasta las islas de Toronto. Situadas en el lago de Ontario, justo enfrente del centro de la ciudad, combinan espacios naturales con zonas donde practicar deporte o hacer un pícnic. Para quienes busquen emociones más fuertes, en la isla Central hay un parque de atracciones. Centreville, que solo abre de mayo a septiembre, cuenta con las típicas atracciones de feria, desde coches de choque y carruseles hasta montañas rusas.

ROM Museum Yorkville
Foto: ©Tourism Toronto
Sobredosis de cultura en Bloor Street

Una veintena de instituciones artísticas y culturales forman parte de una de las zonas más activas de Toronto. Museos, espacios para conciertos, centros culturales y galerías se concentran en esta área de casas bajas situada al oeste de la ciudad. Entre todos, destaca Royal Ontario Museum (ROM). Y no lo hace solo por su colección de más de 13 millones de obras de arte y objetos culturales, sino por su arquitectura. Al edificio originario del museo, construido en 1914, se unió en 2007 una nueva estructura de cristal. Por algo está considerada una de las diez instituciones culturales más relevantes de Norteamérica.

Observatorio CN Tower
Foto: ©Tourism Toronto
Paseo de vértigo en la Torre CN

Fue el edificio más alto del mundo desde su construcción en 1975 hasta el año 2010. 35 años de récord para esta torre de 553 metros que se ha convertido en el símbolo de la ciudad. Aunque ese honor se esfumó, sigue ostentando el de albergar el paseo exterior más alto del mundo. EdgeWalk pone a prueba a los más valientes: sujetos con un arnés, pueden dar una vuelta –mejor sin mirar abajo– por el ‘cielo de Toronto’. Para el resto, pueden ser suficientes las vistas que se observan desde su restaurante 360, un espacio giratorio que tarda algo más de una hora en dar una vuelta completa.

Kayak enToronto
Remando hacia el ‘skyline’

Aunque es el más pequeño de los cinco grandes lagos de Norteamérica, Ontario tiene una superficie de casi 20.000 metros cuadrados y baña tanto territorio canadiense como estadounidense. La vela es de los deportes acuáticos más populares en sus aguas, pero en su extremo oeste, el de Toronto, también es habitual ver muchas embarcaciones de remo. Canoas y kayaks pueden alquilarse en el propio puerto de la ciudad o en las islas. El paisaje de fondo, con la Torre CN y el resto del ‘skyline’, es aún más llamativo a nivel del agua.

Scarborough Bluffs
Adiós a los rascacielos en The Bluffs

A unos 20 kilómetros al este del centro de Toronto hay una cadena de escarpados acantilados conocidos coloquialmente como The Bluffs. Scarborough Bluffs es el nombre oficial de estos acantilados que se extienden a lo largo de 15 kilómetros y que en su punto más alto alcanzan los 90 metros de altura. La espectacularidad de su paisaje hace que locales y curiosos exploren la zona durante todo el año, aunque es en verano cuando sus posibilidades se multiplican gracias al baño y a actividades acuáticas como surf o vela. Senderistas y escaladores también encontrarán retos allí.

Brimacombe
Esquí a una hora del ‘downtown’

Toronto no es la ciudad más fría de Canadá, pero también goza de un invierno extenso que permite disfrutar de los deportes de nieve durante una buena temporada. A una hora (o menos) del centro de la ciudad se llega a algunas de las principales estaciones de esquí de Ontario. A unos 45 minutos está Brimacombe, que cuenta con 22 pistas. Una más tiene Lakeridge Resort, que está a 70 kilómetros de distancia y que también permanece abierta en verano como parque de aventura y ciclismo. Conduciendo una hora en dirección norte se llega a Horseshoe Resort, con pistas para esquí alpino, esquí de fondo y snowboard.

Cataratas del Niágara
Foto: Kalen emsley by unsplash
El rugido de las cataratas del Niágara

Aunque hemos dejado esta propuesta en el último lugar, es la primera para muchos de los viajeros que llegan a Toronto. De quienes están de luna de miel, seguro. Frontera entre Estados Unidos y Canadá, en realidad son dos cascadas (Horseshoe y American) divididas por una isla. La primera, con una altura de 53 metros y forma de herradura, es la más espectacular. En el lado canadiense se ha desarrollado un gran complejo turístico que incluye hoteles, casinos y miradores, aunque el rugido del Niágara se escucha aún más cerca en los barcos que se dejan salpicar por la cascada. Una experiencia que refrenda lo que dijo Charles Dickens que “sería difícil para un ser humano estar más cerca de Dios que aquí”.

No esperes para comprobarlo. KLM te lleva a Toronto desde los principales aeropuertos de España

Artículos relacionados

El ‘paseo de la fama’ de los icebergs

Pueden pesar 10 millones de toneladas y medir como un edificio de 15 plantas. Terranova y Labrador (Canadá) es uno...

Casas en árboles solo para adultos

El Hotel Free Spirit Spheres solo aloja clientes atrevidos. Sus casas esféricas en lo alto de los árboles flotan sobre...

El carnaval de hielo

Es la fiesta invernal más grande del mundo. El Carnaval de Quebec ofrece más de 200 actividades para desafiar las...

Cócteles en un glaciar

La nueva experiencia culinaria creada por Four Seasons incluye cócteles en un glaciar y una cena con vistas a la...