>>>6 razones para conquistar Nordkette

6 razones para conquistar Nordkette

A solo 20 minutos de Innsbruck se respira el aire más fresco del Tirol. Si no te parece suficiente excusa para visitar esta cordillera austriaca, te damos más motivos para descubrir las bondades de la alta montaña.
E

squiadores y montañeros tienen en Nordkette todo lo que necesitan para un plan de montaña idílico. Conocida por sus emblemáticos teleféricos y sus modernas estaciones, esta cordillera de Austria es el perfecto ejemplo de cómo arquitectura, técnica y naturaleza pueden convivir sin estridencias; y sin olvidarse de quienes quieren explorar la montaña con calma o en familia.

Esquiador en Nordkette
Por su espíritu deportivo

Hasta la estación Seegrube de Nordkette en Austria llegan senderistas, escaladores y ciclistas –sí, las bicis también pueden subir en los funiculares– para practicar sus deportes favoritos a 2000 metros de altitud. Aunque los que verdaderamente triunfan en esta cordillera son los deportes de invierno. En Nordkette Skyline Park se encuentran algunas de las pistas esquiables con mayor inclinación de Europa (hasta un 70% de desnivel). Todo un reto para esquiadores que se complementa con espacios más accesibles para niños y principiantes: alfombra mágica, colina de nieve, etc.

Teleférico en Nordkette
Por sus teleféricos

Y por su historia, que cuenta ya más de 100 años. A principios del siglo XX se dieron los primeros pasos para unir Innsbruck con la cordillera que le protege y que hoy alcanza los 2000 metros en solo 20 minutos de trayecto desde el centro de la ciudad. El funicular también circula por la noche para disfrutar del Tirol con una cena romántica, en una fiesta en el iglú del club Cloud 9 o en una ruta nocturna. Para gustos, Nordkette.

Estación de Zaha Hadid, en Nordkette
Por su arquitectura

De esa necesidad por conectar ciudad y montaña han surgido grandes hitos de la ingeniería y la arquitectura que han dotado de una nueva cara a esta zona del Tirol. De entre todos los nombres destaca el de Zaha Hadid, quien diseñó cuatro estaciones del funicular de Hungerburg: Congress, Löwenhaus, Alpine Zoo y Hungerburg. La arquitecta anglo-iraquí, ganadora del Pritzker, se inspiró en los paisajes helados de la región para dar forma a estos diseños inaugurados oficialmente en 2007.

Refugio de montaña
Por sus refugios de montaña

Arzler (1067), Höttinger Alm (1487), Bodenstein Alm (1661) y Pfeishütte (1922 metros) son algunas de las paradas con las que cuentan los excursionistas en la cordillera de Nordkette. Ofrecen refrigerios, café caliente y contundentes platos típicos de la cocina tirolesa para recomponerse tras caminatas que en el caso de Pfeishütte puede suponer cuatro horas y media de trayecto (ida y vuelta). Para quienes tengan menos tiempo –o menos ganas–, una opción más asumible es Arzler, a solo 45 minutos de la estación de Hungerburg.

Hafelekarspitze
Por sus vistas

Desde los refugios, desde los funiculares y desde cualquier rincón de la cordillera se puede disfrutar de una impresionante panorámica de la ciudad de Innsbruck y del resto de montañas que la rodean. Es difícil escoger solo un punto, pero puede que la cumbre del Hafelekar sea de los más emblemáticos, ya que ofrece una panorámica de 3600. A 2300 metros, se trata del punto más alto de Nordkette, pero se alcanza tras un paseo de quince minutos desde la estación de Hafelekar.

Alpenzoo
Por su zoo alpino

Al pie de Nordkette y sobre los tejados de Innsbruck se encuentra el zoológico más alto de Europa, Alpenzoo. El funicular de Hungerburg tiene parada en la puerta de este zoo que alberga a 2000 animales de 150 especies –tanto locales como exóticas–. Todos cuentan con grandes espacios que imitan los hábitats naturales de cada una. Los osos son los habitantes más ilustres de este zoo que recibe unos 300.000 visitantes cada año. Inaugurado en 1962, se construyó siguiendo el estilo de jardín renacentista para no desentonar con el castillo de Weiherburg, que se encuentra a pocos metros de distancia.

Artículos relacionados

Las aventuras del Gigante de cristal

Un gigante da la bienvenida a las 700.000 personas que visitan anualmente el resplandeciente mundo de Swarovski en el Tirol....

Untersbergbahn o cómo surcar las nubes austríacas

Gracias a este teleférico, senderistas y viajeros alcanzan una de las zonas de recreo más transitadas de Salzburgo. De regalo,...

La Viena de Sissi y otras historias de la corte

Seguimos los pasos de la emperatriz y el resto de los Habsburgo por los jardines y palacios de la capital...

‘No molesten’: estamos en el Tirol

Nada como un spa en mitad de la montaña para relajarse. O quizá sí, ¿un lago escondido entre valles? Las...